martes, 3 de julio de 2012

Hoy he disfrutado de una exquisita comida japonesa en el Restaurante Ginza


Maiko Maeda, la artista japonesa amiga del alma, que en mi blog ha salido en alguna ocasión, nos invitó al restaurante de la Sra. Mitsuko Takamura. Está en la Plaza de las Cortes, 3. 

Maiko, Eduardo Peña y su compañera Mª Sol. Lo pasamos estupendamente. Estas  mujeres japonesas hablan y hablan ellas. Señoras japonesas, las respeto, aunque no las entiendo. Besos.

Después acudimos al estudio de nuestros amigos Eduardo Peña y  Marisol, ella profesora de la Escuela Peña, y él, también profesor, dueño  y Artista.

Veamos a mi amigo Eduardo Peña, nieto e hijo de pintor. Su padre, creador de  la Escuela Peña, donde nos lleva a su estudio en un lugar tan bello como es la Plaza Mayor, 1,  Madrid.

Me siento bien en el taller de un Artista,  contemplo, escucho, solo me levanto a ver las texturas.

Eduardo llama la mística del gesto a su obra más reciente:

Rescato lo que Eduardo Peña me va contando: “Escenarios, grandes telones, representaciones donde el lleno y el vacio, de una forma caprichosa, juguetean en un devenir recíproco de la realidad o ficción.

Paisajes mentales, donde conviven las imágenes y las sombras.
Un universo de ida y vuelta.

Nos hemos reído mucho, nuestra amiga la artista japonesa Maiko Maeda, se enfadaba con Eduardo ¿cómo haces esto?... graciosa nuestra amiga, Maiko expone el próximo año en la Galería Orfila de Madrid.
No os voy a explicar  técnicas, pasar por su estudio es una gozada, señoras y señores galeristas, merece la pena, hay una gran madurez intelectual y plástica, en su obra.

Mariví Otero




No hay comentarios:

Publicar un comentario