miércoles, 28 de marzo de 2012

Observando el Arte, virtualmente viaja a Sevilla.


Una exposición muy especial en la Galería Rafael Ortiz. La artista  Dorothea Von Elbe. Es una artista alemana-americana afincada en Córdoba ya que está casada con el también artista José María Báez, hace muchos años. No, no quiero decir que sea tan mayor, simplemente que siempre los recuerdo juntos.  ¡Hola Dorothea! tiempo que físicamente no nos vemos, pero sigo tu trabajo.

Cuando recibo la información de la exposición en la Galería de Rafael Ortiz, una vez más me alegra ya que tú sabes muy bien que estos amigos nuestros viven –amando el arte- ¡que no es poco!


Estoy viendo la exposición virtualmente, se me ocurre que debo de retomar a Kandinsky (De lo Espiritual en el Arte) […] El espectador está demasiado acostumbrado a buscar la coherencia externa de las diversas partes del cuadro. El período materialista ha producido en la vida y, por lo tanto también en el arte, un espectador incapaz de enfrentarse simplemente al cuadro (muy especialmente el llamado –experto del arte-), en el que busca todo (imitación de la naturaleza a través del temperamento del artista, es decir, su temperamento, ambiente, -pintura- anatomía, perspectiva, ambiente externo, etc.), todo menos la vida interior del cuadro y su efecto sobre la sensibilidad. Cegado por los medios externos, el ojo espiritual del espectador no busca el contenido que se manifiesta a través  de esos medios. Cuando tenemos una conversación  interesante con una persona, intentamos bucear en su alma, buscamos su rostro interior, sus pensamientos y sentimientos y no pensamos  que está utilizando palabras que constan de letras, que éstas no son más que sonidos […]  


Sigo visualizando tu obra, sé que están  hechas en el Guadalquivir a su paso por Córdoba capital. Es una zona donde hay un ecosistema protegido porque anidan allí unas especies protegidas de pájaros. En principio puede parecer que son Marismas de Doñana, pero realmente está a 100 metros  de la Mezquita de Córdoba, al lado del Puente Romano. Ese año, en Diciembre del 2.010, también visitaba Córdoba, lo puedes ver en mi blog, llovió a mares, pero Córdoba estaba bella, bella, no me extraña que te haya motivado hacer una obra tan completa  de óleos y dibujos.

       



La primera sensación que he tenido  al contemplar la última obra de Dorothea Von Elbe es el recuerdo de los tratados  dieciochescos de botánica. Me parece que ella vive un mundo especial cada vez más cerca de una realidad, las líneas escuetas del tronco y su firmeza columnaria al despeinado descuido del ramaje lánguido no se quedan en la figuración. Dorothea, me parece que los Ortiz siguen tu trabajo de una manera tan coherente que os felicito.


La Galería Rafael Ortiz hasta abril, merece la pena verla  y si no la galería tiene a veces obras de Dorothea. 

Mariví Otero

Bibliografía: W. Kandinsky .De lo Espiritual en el arte. Barral Editores. Barcelona  1973.

No hay comentarios:

Publicar un comentario