viernes, 26 de julio de 2013

¡Camino!



Sí, camino hacia lo que yo llamo isla de los museos, ya se, ¡no estoy en Berlín!... pero si dejamos volar la imaginación por el Paseo de Recoletos, Paseo del Prado, Parque del Retiro, Santa Isabel y calles adyacentes (mi barrio), es uno de los deliciosos recorridos culturales que tiene Madrid, bueno, se puede decir que tenemos nuestras fuentes y en el Parque del Retiro  ¡un esplendido lago!... con barcas para pasear y enormes peces… ¿tenemos agua o no?... ¡Ah!

Con mi cuaderno en mano, donde llevo apuntadas las magnificas exposiciones que veré estos días.

Ya estoy entrando por los Jerónimos, al Museo del Prado, me acompañan Manuel y Mauro, ellos siempre ávidos de aprender con  la venerable, deciden que la primera exposición que vamos a ver es, Estampas japonesas en el Museo del Prado (digo yo, que esta decisión es debida a su curiosidad  por lo japonés, a través de mi amiga Maiko Maeda, pintora japonesa, de la que  he escrito un post, de la exposición que el pasado mes mayo realizo en Madrid).


Estampas japonesas en el Museo del Prado, los primeros ukiyo-e (Estampas del mundo que fluye. Láminas de la pintura de género que estaban de moda durante la época Tokugawa. Generalmente se trataba de representaciones de bijin-ga y yakusha-e) aparecieron en Japón en el siglo XVII en la ciudad de Edo, la actual Tokio que, siendo la mayor ciudad de su época, engendró una cultura civil muy particular. En general se trata de xilografías, es decir grabados realizados por xilógrafos y grabadores según el modelo pintado. Las xilografías son baratas y permiten reproducir un mayor número de ejemplares, se ofrecieron los motivos más distintos en las versiones más variadas: escenas de la vida cotidiana de Edo, vistas diversas de lugares famosos, escenas históricas, paisaje, estampas de  flores y animales en las diferentes estaciones del año y distintas horas del día, o escenas eróticas –apenas se omitió ningún motivo. Especialmente grande era la demanda de escenas sobre las casas públicas  y los teatros donde los habitantes de Edo buscaban diversión y recreo: estampas de cortesanas y geishas, así como de las jóvenes que servían el té, que se designan con el término genérico bijin-ga (cuadros de mujeres hermosas). Pero también eran muy codiciados los yakusha-e estampas de actores interpretando papeles conocidos del teatro kabuki.

Para poder responder al interrogante de cómo y cuándo surgió  esta xilografía típicamente japonesa sobre el “mundo que fluye”, el ukiyo-e, hay que abordar primero los cuadros paisajísticos que aparecieron a comienzos de la edad media japonesa, durante la “Época de las provincias en lucha” […]

Una gran parte de las de las veintisiete obras que se muestran tienen su origen en la Exposición de estampas japonesas antiguas y modernas que se presentó en el Museo Nacional de Arte Moderno en el verano de 1936, organizada por la Unión Centrale des Arts Décoratifs de París y la Asociación Japonesa de Grabadores, Nippon Hanga Kyokai; una muestra itinerante por Occidente encaminada a presentar de manera global y extensa la historia del grabado japonés, desde sus inicios hasta el siglo XX. Presentada inicialmente en el Pabellón de Marsan del Palacio del Louvre en febrero de 1934, para iniciar una ruta europea que, tras pasar por Ginebra, la llevo hasta el Museo Nacional de Arte Moderno de Madrid. En junio de 1936, el director del Museo informaba al embajador de Japón en Madrid de la decisión de comprar veinte de ellas. En 1955 la colección se enriqueció con la compra de un nuevo conjunto de estampas procedentes de otra muestra organizada por la UNESCO. Aunque la mayoría de las estampas del Prado proceden del Museo Nacional de Arte Moderno, que se unió  al Museo del Prado en 1971, durante los últimos años el Departamento de Dibujos y Estampas ha incrementado su colección  con obras de la colección Madrazo, en 2006 y la donación de un coleccionista en 2007.


Esta colección del Prado no solo es representativa de los temas, sino también  de la evolución técnica del grabado japonés.

Confieso que soy una gran apasionada de ukiyo-e.

Esta exposición esta hasta el 6 de Octubre 2013.

Mariví Otero

Bibliografía: “Estampa japonesa en el Museo del Prado”. Catálogo de mano, de la exposición. Museo del Prado. Madrid.

              AA.VV. Grabados Japoneses. Benedikt  Taschen Verlag GmbH y Gabriele Fahr-Becker. Múnich. 1994.

No hay comentarios:

Publicar un comentario