viernes, 16 de septiembre de 2016

Francisco Moreno Galván (La Puebla de Cazalla, Sevilla, 1925 – 1999, La Puebla de Cazalla, Sevilla): Pintor de lo flamenco y poeta de lo jondo.

Exposición el 12 de septiembre de 1988 en la Obra Cultural del Monte de Piedad de Sevilla. Foto: J. Lamarca

Le gustaba llamarme “mi querida marchante”, el 19 de Mayo de 1975 inauguramos su primera exposición en Madrid, en la Galería Península de la que era directora. El texto del catálogo, lo escribe su gran amigo el escritor y poeta  J.M. Caballero Bonald. Texto rotundo, sí, no he leído nada mejor sobre Francisco Moreno Galván artista y poeta:

“Yo he vivido muchas y muy similares experiencias al lado de Francisco Moreno Galván. Quiero decir que no me considero capaz de hablar de él sin recurrir de algún modo a mi propia biografía. Hemos estado juntos, aun sin saber que lo estábamos, desde hace aproximadamente un cuarto de siglo: todo ese metódico plazo, como de maderas  quemadas, que va de la primera juventud a la segunda madurez. Nada me induce a sospechar que Francisco haya modificado ni un solo dispositivo de su conducta en todo este tiempo. Lo veo, lo sigo viendo –estoy seguro que seguiré viéndolo- como cuando lo conocí. Recuerdo que ya entonces parecía estar protegiéndose de algo que nunca llegaría a deterior su almacén de verdades. Creo que todavía pretende lo mismo: defender con ceremoniales decoros una de las más honestas, delicadas, limpias ejecutorias de artista con que yo me haya encontrado jamás.

Foto: J. Lamarca.

Este romano de Sevilla cruzado de mozárabe dispone, efectivamente, de toda esa furiosa mansedumbre artística, o de todo ese reconcentrado –jondo- orgullo cultural, que  apenas si se insinúa en la penúltima exquisitez de los mejores andaluces. Su pintura se corresponde en este sentido con la propia actividad humana del autor: una actividad guadiánica, más bien insurrecta de pertinaces confinamientos y cíclicos acopios de aventuras, que se ha ido desplegando con pasión y libertad semejantes en la vida y el pensamiento. No sé cuantos años hace que Francisco ha venido rehusando con apacible desdén la nada sañuda propuesta de exhibir su obra pictórica, tal vez porque su obra pictórica, quería buscar acomodo fuera de sus más íntegras y anónimas generosidades. Me pregunto que quién ha podido convencerlo, al cabo de tantas y tan empecinadas renuncias, para que admita la posibilidad de que una exposición no es necesariamente una trampa.

Francisco Moreno Galván en la inauguración en la Galería Península. Foto: J. Lamarca.

Francisco siempre acaba de llegar de la Puebla o está a punto de irse a la Puebla, ese nativo enclave bético que, después de ser colonizado por muy varias civilizaciones, insiste en descolonizarse a partir de esa otra civilización representada por gentes de la casta de los Moreno Galván. La pintura de Francisco nos autoriza ejemplarmente a entenderla como una fulgurante, magnánima identificación con esa genealogía de innatos poseedores de la cultura del pueblo que nunca poseerán la tierra. Desde la asombrosa armonía del color a los  magistrales itinerarios del dibujo, Francisco reitera aquí una y otra vez el balance –entre dramático y jubiloso- de quien  ha asimilado algo más que de un espléndido lenguaje artístico: La lección de pintar con la misma solemne y humilde sabiduría del que ilumina a los otros por medio del relámpago terrible de un cante”.

¡Le convencí yo! su hermano José María Moreno Galván (Crítico de Arte) asesor de la galería me comento que su hermano pintaba, yo no lo sabía, y nos fuimos a La Puebla de Cazalla (Sevilla) para conocer a Francisco, ver la obra y me enamoro, pintaba tan bello, el dibujo era espléndido. 



 La obra de Francisco Moreno Galván, se encuentra en colecciones privadas y en el Museo de Arte Contemporáneo José María Moreno Galván. Calle Fábrica, 22. La Puebla de Cazalla 41540. Sevilla.


Seguiré con las recordaciones. La próxima cita será la exposición del año 1981.

Mariví Otero
Asistente: Manuel Otero Rodríguez

Exposición: Francisco Moreno Galván. Texto: Caballero Bonald, J.M. Galería Península, del 19 de Mayo al 14 de Junio 1975. Madrid. Catálogo en blanco y negro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario