viernes, 25 de julio de 2014

Concha Jerez: Interferencias en los medios

Viajé al MUSAC de León (Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León), para asistir al evento inaugural de esta exposición retrospectiva de la artista conceptual Concha Jerez.

MUSAC
Convocados por el MUSAC y Concha Jerez, llegamos las gentes del mundo de las artes, reencuentro con amigos, evento que resultó muy agradable.

La exposición no se inauguró  hasta las cinco  de la tarde con  visita guiada por Concha Jerez y la comisaria de la muestra Alicia Murría. Mientras, visitamos el museo, hay dos fantásticas exposiciones, Carolee Schneeman: Obras de historia y Colonia Apócrifa: Imágenes de colonialidad en España. Puedo confirmar que conjuntamente con la de Concha Jerez, hasta el mes de enero de 2.015, visitar el MUSAC es imprescindible.

Sí, creo que deberían venir a Madrid.

Concha Jerez: Interferencias en los Medios

El proyecto se articula a partir de tres ejes directamente relacionados con las prácticas habituales de Concha Jerez: el expositivo –basado en la intervención del lugar tomado éste como soporte-, el performativo –en que mediante acciones presenciales efímeras se introduce al espectador en diversos conceptos de tiempo- y el docente –que establece un dialogo a través de la creación y el conocimiento-  

Las veintiuna obras, entre instalaciones, piezas e intervenciones site-specific, que integran la exposición Concha Jerez, Interferencias en los medios, están fechadas entre 1974 y 2014, y supone un recorrido a través de una parte sustancial de su trabajo, aquello que aborda los medios de comunicación y su extraordinario poder en la configuración de lo que entendemos como “la realidad”. El objetivo de Jerez se centra en las posibilidades de ejercer una interpretación crítica por parte del receptor […]

Concha Jerez. MUSAC

A principios de los años setenta conozco a Concha Jerez, a menudo  venia a la Galería Península que yo dirigía siendo el asesor artístico José María Moreno Galván, para ella era muy importante la opinión del maestro Moreno Galván, de hecho, sí creo que la ayudamos a introducirse en las pocas galerías que trabajaban arte conceptual, no eran tiempos fáciles. Concha tenía muy claro desde el principio el camino a seguir, era segura y positiva. Licenciada en Ciencias Políticas, y con idiomas (no era habitual). Junto a su trayectoria artística, esta también la de docente desde 1977 imparte cursos, talleres, seminarios convocados por diversos organismos públicos e instituciones universitarias, a partir de 1991 hasta 2011 ha sido profesora en la Facultad de Bellas Artes de Salamanca.

Ha caminado por el mundo con grandes reconocimientos, cuenta con obra  permanente en museos como el Moderner Kunst Museum de Nörkoping (Suecia), Staatsgalerie de Stuttgart, Museum Wiesbaden, Museo Centro de Arte  Reina Sofía (MNCARS), ARTIUM de Vitoria, Museo Vostell de Malpartida o Museo de Bellas Artes de Santander, y en colecciones privadas como las de Brigitte March, de Sttugart, Schüppenhauer, de Colonia, colección La Caixa, La Biblioteca Nacional de España, Comunidad de Madrid y Caja de Burgos, entre otras.

Entre las distinciones que ha recibido en España, en los últimos años, se encuentra la Medalla al Mérito de las Bellas Artes, concedida por el Ministerio de Cultura en 2010, o el premio a su trayectoria y compromiso otorgado por la asociación Mujeres en las Artes Visuales, en 2012.

Propuesta sobre la significación del estilo: recuperación estética de doce críticas de arte. 1978.

Mi reencuentro con las instalaciones de esa primera época, me llevan a la lucha constante por la dignidad y libertad del ser humano que en Concha Jerez ha sido constante, como lo jondo es, en el cante, la voz que no quiere someterse ni a la facilidad de un posible virtuosismo ni a la ley de la melodía, la voz jonda nace del grito primario del instinto y la sangre compromete al estilo de todos nuestros muertos. Por eso, en el gran cante, toda interpretación es una creación primaria y virginal que no podrá repetirse nunca. Jerez, sin buscar eso, encontró eso: no la melodía, sino el grito; no la cadencia sino la ruptura… el arte moderno -que es jondo, en términos generales- ha comprendido eso instintivamente. Por      eso ha roto con la ley de la forma, llámese  divina proporción o código de Policleto. Estas son mis recordaciones.

Caja de cotidianidad, 1988-2014. Pieza InterMedia.

El recorrido de la exposición no guarda un orden cronológico y se organiza a lo largo de tres salas en las que conviven obras producidas en diferentes momentos, algunas de ellas readaptadas para esta exposición.

Entre las obras que se presentan en el MUSAC encontramos dos intervenciones realizadas especialmente para el espacio del museo. La primera, Paisaje de infinitos metros cúbicos de personas desaparecidas, podrá verse en uno de los patios exteriores del museo. Paisaje de ambigüedad, la segunda de las intervenciones especificas, se despliega en diferentes puntos del museo mediante la inserción de breves textos.


Paisaje de infinitos metros cúbicos de personas desaparecidas. 2014

Sobre la práctica artística de Concha Jerez

[…] El concepto de INTERFERENCIAS ha ocupado un extraordinario protagonismo en la configuración de su lenguaje, sea a través de la utilización de insertos en la imagen, sea esta fija o en movimiento o mediante una escritura de aspecto automático que oculta o resignifica  la información mediante “textos ilegibles autocensurados”, o la utilización de lo que la artista denomina “palabras ambiguas”, un recurso que opera como una fisura en la linealidad de los discursos.

En esa relectura que Concha Jerez propone de los mensajes que nos bombardean a diario, de esos reclamos que llegan desde múltiples frentes y nos empujan a un consumo voraz e indiscriminado de informaciones, productos e imágenes, la artista recurre a un amplio repertorio de recursos materiales. Aunque es pionera en la utilización de medios tecnológicos, no duda en utilizar materiales de gran simplicidad que, sin embargo, arrastran una carga simbólica en sí mismos, y que, a la vez, encarnan una actividad ética frente al consumo: recicla objetos cotidianos, recurre a materiales “pobres”, a productos reutilizados o procedentes de las tiendas de “todo a 1 euro”, utiliza fotocopias y acetatos, cristales rotos, espejos, pegatinas, juguetes baratos, y hace convivir las últimas tecnologías con aquellas otras que han quedado en desuso.

La artista elabora un discurso plagado de discontinuidades, de elementos que irritan el espacio y el significado, metáfora  de un malestar crítico respecto a los modelos de vida que se nos imponen, y mediante los que construye la posibilidad de pensar otros modos de existencia.

Concha Jerez MUSAC

Afirmo contundentemente su originalidad  en algún otro aspecto metodológico “originalidad” es una palabra que seguramente viene de origen. ¿De qué origen? Alguna vez, deteniéndome alelada y como al paso, frente al trabajo de alguna araña, se me ha ocurrido pensar: “Verdaderamente, esta Concha Jerez no es tan original, ¿O sí? ¿No será que aquella originalidad tenga aquí su origen? No sé. Pregúntenle a ella.

¡Hola Concha!
¡Hola Victoria!

Concha Jerez y su gran familia.

Mariví Otero

Bibliografía: Concha Jerez. Interferencias en los Medios. Comisaria: Alicia Murría. Coordinación: Helena López Camacho. Dossier de prensa MUSAC de León. Exposición y actividades hasta  el 6 de Enero 2015. León.   

Fotografías: Mariví Otero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario