lunes, 28 de noviembre de 2011

Poética de la Melancolía. Todos los colores del Negro

Estoy repasando un libro, que está en mi biblioteca hace tiempo, de Michel Pastoureau, él es historiador francés, especializado en historia medieval, y conocido por sus estudios del color y múltiples publicaciones. Este ¡mi libro! es Historia  de un Color, Negro.

Elijo el capitulo que me crea curiosidad. Como bien dice Pastoureau “La curiosidad renovada por las colonias y los africanos es limitada, y no basta para devolver al color negro el prestigio que había perdido unas cuantas generaciones atrás. Para ello tendrá que esperar todavía unos años, hasta que la ola romántica empiece a arrastrar a la Europa artística y literaria hasta sus oscuras  quimeras y devuelva poco a poco  al negro el lugar que le había correspondido anteriormente: el primero. Semejante cambio no se produce de un día para otro, sino en varias etapas.
La primera generación romántica no se siente tan atraída por la noche y lo macabro como  por la naturaleza y el sueño. Asimismo, en materia  de colores las preferencias van del verde al azul para luego quedarse solo con el negro. En la segunda mitad del siglo XVIII, por primera en Occidente, la idea de la naturaleza no se asociará ya por sistema con los cuatro elementos (aire, agua, tierra y fuego), como se había hecho casi siempre desde Aristóteles, sino con la vegetación. A partir de entonces, la naturaleza estará constituida por prados y bosques, árboles y foresta, hojas y ramas. Se convierte en un lugar de descanso y meditación e incluso adquiere un valor metafísico: en el campo el creador parece más presente que en la ciudad, y se manifiesta de otras formas,  más directas y apacibles. Si bien estas ideas no son realmente nuevas, entre 1760 y 1790 adquieren tal importancia que contribuyen a cambiar las sensibilidades. En particular, en cuestión de colores: el verde, hasta la fecha no muy apreciado e incluso denostado por los poetas, se convierte en el color  favorito de los amantes de la naturaleza, de los “paseantes solitarios”…

Sin embargo, otro color acechaba en la sombra  esperando su hora. A principios del siglo XIX casi se ha puesto fin a la moda del verde y azul románticos, y el negro empieza a invadirlo todo…
Esta aquí, un resumen de este capítulo, de la mano de este historiador francés, Michel Pastoureau. Un gran libro de arte, que os recomiendo.


Bibliografía: Michel Pastoureau. Noir: Histoire d`une coleur. Éditions du Seuil, 2008. En español, Negro: Historia de un color. 451 Editores, 2009 Madrid, España.

Mariví Otero

No hay comentarios:

Publicar un comentario