lunes, 15 de noviembre de 2010

Observando el Arte visita virtualmente Berlín

Monika, directora de la Hengesbach Gallery, en Berlín, me invita a escribir sobre la exposición actual que tiene la Galería, es del maestro Luis Gordillo.
Berlín mi gran ciudad… ¡como una reina, me he sentido en Berlín!, no podéis imaginaros lo que es encontrarte con algunos de nuestros más jóvenes artistas, como Pedro Castrortega, su mujer Isabel y saber que por allí andaban otros como Antón Lamazares, etc. Como Miembro de AICA, los museos y bibliotecas me han recibido con tanta gentileza y respeto. Gran ciudad.
Pero vamos a ver la obra de este gran artista español, no es paisano mío, él es sevillano, hombre de una vasta cultura, vive en Madrid. Con muchas exposiciones a sus espaldas, premios y uno tan importante en 2007 como es el Premio Velázquez de las Artes Plásticas de España.
La primera exposición que vi de Gordillo, fue en la Galería Vandres en Madrid en, 1971 ó 1972 (tenía el catálogo, pero no lo encuentro), era una serie de cabezas, técnica mixta con las que sorprendió a  todos, le llovieron seguidores…  digo bien, eran jóvenes.  No voy a nombrarlos, pero si salen cuando se habla de los 70, era un trabajo diferente a todo lo que se estaba presentando en Madrid.  Luis, también lo recordará como un gran paso hacia delante y a una gran independencia en su futuro. Gordillo se hizo “gordillista”.


La Galería Hengesbach, me adjunta documento sobre la exposición, presenta trabajos: dibujo, pintura y monotipos, le ha dado un título “Logotipos Orgánicos”,  siempre lo hace, esa es su independencia. En la gran retrospectiva en El Reina Sofía la titula “Iceberg Tropical” (1959-2007). Sí,  fue reconocida como la mejor exposición del año. Con ayuda de su colaborador Paco Pérez Valencia, y fiel a la idea de potenciar al máximo la importancia de los cuadros y de los espacios, Gordillo asegura haber creado un montaje en parte “cinematográfico” con bloque de obras que, de pronto “alcanzan una vitalidad nueva”,  es verdad, estuve en la rueda de prensa y la visite tres veces, para comentarla con grupos de amigos. Maravilloso recorrido por las diferentes épocas.
No, no he olvidado el documento que escribe Rolf Hengesbach, sobre la exposición de Gordillo en su galería, me interesa mucho la interpretación que hace de su obra, se nota que es conocedor de la misma, es gratificante que nuestros artistas en este caso un histórico, ¿le gustara a Luis, lo de histórico? Pero, ya lo es, también viajero desde su juventud,  hablando de juventud, Hengesbach, comenta: “las imágenes de Gordillo son frescas, provocativas y dinámicas. Esta es la razón por la cual su trabajo reciente  está muy cercano a las posiciones de la joven escena del arte internacional”. Yo diría que es de su generación, el que más investiga además se lo debe pasar estupendo. En cuanto a ese acercamiento que Hengesbach hace al trabajo de Martin Kippenbergere con Luis Gordillo, yo difiero, Luis puede ser provocativo e irreverente ¡a veces!, el mundo de Kippenberger fue mucho más agresivo, experimento con ideas muy polémicas. Ahí está la obra que ha dejado, bien interesante.  

Animo a los berlineses y no berlineses a  que disfruten de la sabiduría de este Maestro español que es Luis Gordillo, su creatividad, lo gracioso de sus títulos y por supuesto el manejo de los diferentes materiales y técnicas. ¡Esplendida exposición!
Para más información en la Web de la galería:
Mariví Otero

No hay comentarios:

Publicar un comentario