viernes, 3 de junio de 2011

Manuel Rivera / León Ferrari: Confluencias



Voy a la inauguración de la Galería Leandro Navarro, ya sabéis, está en mi Barrio de las Letras, encuentro a muchos amigos, coleccionistas, artistas, la galería estaba al completo y por supuesto Mari Rivera (viuda de Manuel Rivera) con el anfitrión Iñigo Navarro, tan entrañable. Os comento, saludé pero me marché con mi amiga Carmen Lozano a tomar una cerveza a la plaza de Santa Ana.
Vuelvo dos días después, estaba ese asistente tan estupendo que tiene Iñigo, Luis Miguel, vi tranquilamente la exposición, hice mis fotos y con él las estuve revisando, pensamos que han quedado bien.
La exposición, es gustosa cuando te encuentras con dos artistas excepcionales. Manuel Rivera (Granada, 1927-Madrid, 1995) para mí siempre ha sido un artista español muy importante, ya sabéis mi debilidad, el tratamiento de los materiales, Rivera fue miembro del Grupo El Paso, destacó por su gran maestría con un soporte tan complicado como la malla metálica, que le aportó la clave de su estilo. León Ferrari (Buenos Aires, 1920), premio “León de Oro” de la Bienal de Arte de Venecia. Su obra la hemos podido ver en Madrid  junto a la artista Mira Schendel (Myrrha Dagmar Dub, Zúrich 1919) “El alfabeto enfurecido” Exposición organizada por The Museum of Modern Art, Nueva York, en el Museo Nacional  Centro de Arte Reina Sofía, Madrid. 25 Noviembre 2009- 1 de Marzo 2010.


El catálogo de esta exposición lo escribe José Marín-Medina, un gran análisis sobre los dos artistas… “Como plantea esta exposición, a pesar de la lejanía geográfica de sus respectivos lugares de trabajo, y pese a que ambos artistas no se conocían personalmente ni a través de sus obras, cuando –a finales de los años cincuenta y a comienzo de los sesenta- Manuel Rivera, en Madrid y león Ferrari, en Buenos Aires, decidieron incorporarse al “proyecto moderno”, coincidieron, de entrada, en dos cuestiones fundamentales. Se trataba de cuestiones que “se respiraban” en la atmósfera general del circuito internacional en el que se estaba definiendo el art vivant, es decir, el juvenil “arte vivo”, que estaba dispuesto a renovar por completo la escena artística de la segunda mitad del S. XX.

Aquellos dos puntos esenciales de coincidencia entre el espíritu, el concepto y el lenguaje artístico de Rivera y de Ferrari fueron, por una parte, el propósito de “superar” la corriente estética del informalismo de postguerra, y, por  otra parte, la decisión  de incorporar materiales nuevos y técnicas inéditas  tanto  en la obra pictórica como en la escultura, concibiéndolas y practicándolas como “objetos”…
He disfrutado viendo la obra conjugada o no, me da igual,  son dos artistas  tan completos que ¡Ahí están, estas confluencias!
Bibliografía: Marín-Medina. José. Catálogo editado por la galería Leandro Navarro. Madrid. 17 de Mayo al 2 de Julio de 2011.

No hay comentarios:

Publicar un comentario